Contrarrestar la vejiga hiperactiva

Obtener más información

¡Agenda una cita con el Urólogo Dr. Daniel Carrillo para un diagnóstico preciso y tratamiento eficaz!

Contrarrestar la vejiga hiperactiva: 2 tratamientos que el 10% de los mexicanos debería considerar

Cada día, casi 33 millones de pacientes enfrentan el miedo diario de experimentar al menos un episodio de “emergencia”. Por lo tanto, se saltan el llenado de agua, usan ropa de fácil acceso y siempre eligen el asiento más cercano al baño.

Este 10% de la población vive con vejiga hiperactiva, la necesidad urgente y / o frecuente de orinar (incluso cuando no se puede). Y al vivir con eso, también viven con un constante murmullo de pavor con respecto a muchas opciones simples: ¿Puedo arriesgarme a tomar una segunda taza de café? ¿Es «seguro» sacar a los nietos por el día?

“Fue una forma de vida terrible durante años”, dice Carla, una de las pacientes de nuestra clínica de urología femenina  que vino a buscar tratamiento.

La historia de Carla es compartida por muchos que luchan con vejiga hiperactiva o VH. Felizmente, encontró un tratamiento eficaz. Pero muchas personas no lo hacen: menos de la mitad de los que padecen VH consultan a un médico, creyendo que es una parte inevitable del envejecimiento.

Sin embargo, existen muchas opciones para tratar la VH. A través de la historia de Elaine y la de otra paciente, Vickie, me gustaría brindar detalles de dos de los servicios más avanzados que ofrecemos.

Primero, ¿qué sucede en una vejiga hiperactiva?

Una vejiga que funcione normalmente almacenará la orina hasta que esté casi medio llena, aproximadamente dos tazas de líquido. En ese momento, se envía una alerta al cerebro para vaciar la vejiga. Los músculos de la vejiga se contraen y el esfínter, que ha mantenido la orina en su lugar, se relaja.

Cuando estos procesos no se coordinan, puede ocurrir incontinencia. Por ejemplo, las señales enviadas a la vejiga desde el nervio sacro, ubicado en la base de la columna vertebral, pueden hacer que la vejiga se contraiga antes de que se llene. Otras causas de VH incluyen infecciones del tracto urinario, cálculos en la vejiga, diabetes y enfermedad renal. Los efectos secundarios de algunos medicamentos también pueden causar VH.

La VH se puede tratar de 2 formas inesperadas

Los tratamientos comunes para la VH incluyen ejercicios de los músculos pélvicos, pérdida de peso y medicamentos. Para aquellos pacientes con VH más aguda, o para quienes estos métodos no son una opción, estos dos procedimientos pueden tener más sentido. (Ambos suelen estar cubiertos por muchas pólizas de seguro, pero le recomendamos que consulte con la suya).

Para nuestra paciente, Norma, una inyección de confianza todos los días. «Puedo salir en público y ya no tengo miedo», dice. «No tengo que saber dónde están todos los baños de la ciudad, porque no tengo que ir cada cinco minutos».

Botox: inyecta longevidad en la vejiga. Cuando se inyecta directamente en el músculo de la vejiga, el Botox puede paralizarlo parcialmente, reduciendo la hiperactividad y dejando suficiente control para vaciar la vejiga voluntariamente. Esencialmente, el Botox relaja la vejiga para que pueda almacenar más orina. Un tratamiento puede proporcionar hasta seis meses de mejora.

Nuestra paciente, Elaine, se sometió a un tratamiento con Botox después de asistir a un seminario sobre problemas de incontinencia organizado por la clínica de urología femenina del doctor Daniel Carrillo. Ahora, ya no obliga a sus amigos a detener todo para poder correr al baño. «Así es ser una persona normal», dice Elaine.

No hay necesidad de conformarse con menos de lo normal. Si usted o un ser querido experimenta la necesidad urgente de orinar, orina con frecuencia por la noche y / o tiene problemas para llegar al baño a tiempo, puede ser VH. Llame a su urólogo hoy y pregunte cuáles son sus mejores opciones.

Te invito a agendar una consulta de valoración para conocer tu caso y saber cuál es la mejor opción para ti.

Agenda tu cita con el Urólogo Dr. Daniel Carrillo, disponible en CDMX 24/7