HPB: lo que debe saber sobre nuestras 4 opciones de tratamiento

Obtener más información

¡Agenda una cita con el Urólogo Dr. Daniel Carrillo para un diagnóstico preciso y tratamiento eficaz!

Crecimiento prostático HPB: lo que debe saber sobre nuestras 4 opciones de tratamiento

Hay más próstatas agrandadas en este país que personas en el estado de chiapas, se estima que hasta 14 millones. Y aunque no se conocen formas de evitar que el número aumente, existen varias formas exitosas y mínimamente invasivas de tratarlos.

Casi la mitad de todos los hombres experimentarán síntomas de agrandamiento de la próstata, o hiperplasia prostática benigna (HPB), a la edad de 60 años. Estos síntomas ocurren comúnmente cuando el tejido a ambos lados de la próstata se agranda hasta el punto de comprimir la uretra, que corre a través de la glándula desde la vejiga.

Como resultado, se obstruye el flujo de orina. Los hombres con HPB a menudo experimentan dificultades para comenzar a orinar, pérdidas, un chorro de orina débil y la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.

Afortunadamente, la HPB es benigna, pero si no se trata puede contribuir a otros problemas, como infecciones del tracto urinario (ITU), daño a la vejiga o riñón, cálculos renales e incontinencia. De hecho, la HPB es la principal razón por la que los hombres visitan a los urólogos, razón por la cual la clínica de enfermedades de la próstata del Dr. Daniel Carrillo ofrece atención de vanguardia.

El Urólogo en Ciudad de México Dr. Daniel Carrillo ofrece los principales tratamientos para la HPB

Entre los tratamientos médicos más avanzados, nuestro equipo de crecimiento prostático en la clínica de próstata del Dr. Daniel Carrillo ofrece:

Sistema UroLift®: este procedimiento mínimamente invasivo no implica la extracción de tejido prostático y, por lo tanto, no requiere corte. En cambio, el médico inserta en cada lado de la próstata dos pequeños implantes de unión que separan el tejido de la uretra. UroLift se realiza en nuestro centro de cirugía ambulatoria , por lo que no se requieren estadías nocturnas ni catéteres. Los pacientes pueden sentir mejoras en dos semanas.

Terapia con láser GreenLight ™: en este procedimiento, el médico utiliza un láser para vaporizar el tejido prostático que se obstruye. En el primer paso, el urólogo inserta un pequeño endoscopio en la uretra para obtener visibilidad de la próstata y la vejiga. Luego, el médico usa la fibra láser para eliminar el tejido. Es posible que se necesite un catéter temporal para permitir que la orina drene de la vejiga. La mayoría de los pacientes se colocan bajo anestesia y experimentan mejoras en el flujo de orina dentro de las 24 horas.

Resección transuretral de la próstata (RTUP): este tratamiento quirúrgico es una opción para hombres con problemas urinarios moderados a graves relacionados con la HPB que no han respondido a la medicación. Durante el procedimiento, el médico inserta un instrumento llamado resectoscopio a través de la uretra y hasta la próstata, donde recorta el exceso de tejido. Esta cirugía generalmente se realiza bajo anestesia y, a menudo, se requiere un catéter urinario durante al menos 24 a 48 horas.

HoLEP: la enucleación de la próstata con láser de holmio (HoLEP) está especializada para pacientes con próstatas significativamente agrandadas, generalmente de más de 50 gramos de tamaño. Este procedimiento mínimamente invasivo implica un láser que elimina con precisión la porción obstructora de la próstata, similar a la cirugía a corazón abierto pero sin incisiones. Los estudios demuestran que HoLEP proporciona una solución duradera porque no hay nada que vuelva a crecer después del procedimiento.

Tratamientos no médicos: los hombres con próstatas levemente agrandadas pueden encontrar alivio modificando sus dietas y estilos de vida y / o mediante medicamentos orales. Los alfabloqueantes, por ejemplo, pueden relajar los músculos de la vejiga y la próstata, lo que facilita la micción.

Preguntas? Ninguno es demasiado pequeño para preguntar

Puede haber 14 millones de próstatas agrandadas en el país, pero tratamos cada una en función de las distintas necesidades del paciente. Los hombres que experimentan síntomas de HPB deben programar una visita con un urólogo para descartar cáncer de próstata y posiblemente prevenir otras afecciones, así como para restablecer las actividades normales sin preocupaciones.

Nuestros médicos están aquí para responder preguntas y brindarles a los pacientes la información necesaria para elegir las opciones de tratamiento adecuadas.

Te invito a agendar una consulta de valoración para conocer tu caso y saber cuál es la mejor opción para ti.

Agenda tu cita con el Urólogo Dr. Daniel Carrillo, disponible en CDMX 24/7